1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

Comunidad terapéutica

  Las herramientas terapéuticas que se utilizan son: el confronto, la evidencia, pedido de ayuda, situación de aprendizaje, entre otras. Todas estas herramientas promueven el diálogo sobre las experiencias de los residentes, quienes son continuamente estimulados a verbalizar y trabajar con otros sus preocupaciones, dificultades, expectativas y sentimientos.
El objetivo principal es que logren reconocer los comportamientos y actitudes que los encierran en su adicción para poder
trabajar concientemente cómo modificarlos.
  La planificación semanal incluyen instancias de seguimiento individual y grupal; actividades socioterapéuticas en la
modalidad de talleres; actividades deportivas y gimnasio y tratamiento de rehabilitación cognitiva. .
 
  AREAS:
FAMILIA
Desde el Área Familia se trabaja en los diferentes momentos del tratamiento del paciente y se va construyendo un vínculo de confianza entre Familia e Institución desde los primeros contactos, la escucha y la contención a la familia.
  Aunque el tratamiento del adicto y del coadicto es independiente, el tratamiento para familias merece de nuestra parte una atención especial. Ambos pueden convertirse en un equipo generador de stress sin saberlo e inconscientemente pueden .influirse. Generalmente cuando el paciente deja de consumir o comienza un tratamiento, en la familia empezarán a manifestarse gran cantidad de movimientos. Algunos miembros participan para poder ayudar al adicto a estar en abstinencia y reconocen sus propias dificultades, pero otros actúan de modo inverso y a veces sus actitudes  pueden contribuir a la recaída tanto del codependiente  como del adicto.
  La codependencia es una situación en la cual la vida de un sujeto comprometido con un dependiente se vuelve inmanejable, porque intenta controlar tanto el consumo del dependiente, que pierde el control de su propia vida por sostener esta actividad con mayor intensidad, frecuencia y más desesperadamente aunque no logre el resultado deseado. Un caso frecuente se da cuando el familiar se vuelve más protector, quiere brindar más ayuda y de alguna manera tomar la responsabilidad del adicto, haciéndolo más irresponsable. Las cosas empeoran y la sensación de fracaso intensifica la codependencia, generando frustración, ansiedad, culpa, aislamiento, vergüenza, etc.
  Desde el Área Familia, se explicitan las características generales del trastorno por consumo de sustancias, las diferentes fases del tratamiento  y fundamentalmente se destaca que la evolución del tratamiento no es lineal y que la posibilidad de recaídas es esperable. De esta manera se busca que la familia no tenga expectativas irreales, que comprenda que al
paciente le resulta realmente doloroso y difícil dejar el consumo, y no se generen presiones exageradas sobre él.Para logra estos objetivos se trabaja en dos espacios diferentes: Espacio grupal, que consiste en dos encuentros semanales donde las familias comparten experiencias sobre el tránsito por el  proceso de recuperación, donde   se orienta y asiste para que los familiares reconozcan su propio síntoma y puedan detectar sus propias señales de alerta de recaída (entendida como regresar al nivel inferior de la crisis de la codependencia).
 Espacio individual, entrevistas donde se abordan las particularidades de cada familia por separado.
Dentro del temario a trabajar, se encuentran las siguientes emociones, que en general son vistas como negativas y
aparecen en una doble faz:    
- Miedo (que   protege o  que paraliza)
- Culpa (que tortura o que repara)
- Enojo (que ayuda a resolver o que destruye)
- Vergüenza (que perturba o que promueve a mejorar)
Asímismo se trabaja sobre temas puntuales de codependencia: desapego; dependencia adictiva y la interdependencia
amorosa; liberación del deseo de controlar todo; salirse del juego de la víctima; redescubrir los propios deseos; cuidar de
uno mismo; superar el aislamiento; entre otros
Espacio Grupal.
coordinado por psicologos y operadores socioterapeuticos, en  este espacio se trabaja específicamente con el llamado Modelo Minnesota de Rehabilitación de Adicciones. El mismo se basa en teorías psicológicas cognitiva, humanista, del self, realizando un abordaje motivacional y en los 12 pasos de Narcóticos Anónimos.
Compartir
Copyright © 2018 AVCD-Rosario. Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.